¿ESTÁ EL DIRECTOR ADJUNTO DE ‘EL PAÍS’ RELACIONADO CON GEORGE SOROS O CON LA CIA?

Alandete, especialista en inventar conspiraciones rusas detrás del independentismo catalán, “debiera dedicarse a hacer periodismo de investigación e intentar curarse la conspiranoia antirrusa”.

David Alandete (El País) at “Big Data and Privacy – Setting the Rules for Public-Private Data Sharing”; Casa del Lector, Madrid; June 2016; event series Digitising Europe Initiati

David Alandete ( Director Adjunto de El País) durante la Casa del Lector, Madrid en junio de 2016 / Vodafone Institut 

El señor David Alandete nació en un pequeño y bello pueblo del interior de Valencia, Algemesí, en 1978. Se licenció en la Universitat de València en Comunicación Audiovisual, según indica su página oficial de LinkedIn. Más tarde, realizó un Máster en la Escuela de Periodismo de El País en la Universidad Autónoma de Madrid. La carrera de David Alandete cobra impulso en 2006 cuando realiza el Máster en Política Internacional en la Universidad de George Washington con una beca Fulbright como él mismo confirma a OHRE. Durante ese año trabajó de corresponsal de El País siendo acreditado ante el Departamento de Estado de los Estados Unidos, el Congreso y el Pentágono. Al mismo tiempo, en Washington coincide casualmente con la estancia del actual director de El País, Antonio Caño, quien en aquel momento fuera corresponsal en jefe de este diario en Estados Unidos y quien luego le nombrará Director Adjunto en 2014. Curiosamente, la llegada de Alandete a este cargo no fue bien acogida por sus compañeros. Según la información proporcionada por El Economista, siendo una votación no vinculante y con una participación del 78,8 por ciento de los periodistas con dereho a voto, Alandete fue rechazado por el 48,8 por ciento frente a un 35,6 por ciento que se pronunció a favor y el 15,5 por ciento que votó en blanco.

 

 

imagenRetomando su etapa americana, a la pregunta que nos lanza el señor Alandete sobre si las becas Fulbright tienen alguna conexión con Soros y la CIA, OHRE ha investigado los datos que pueden darnos una respuesta.

La Fundación Fulbright se creó durante la Guerra Fría a través de un programa financiado por la Agencia Central de Inteligencia norteameticana (CIA) para influir en académicos y estudiantes extranjeros. La Fulbright se convirtió en un instrumento más del soft power americano con el objetivo de reforzar la proyección internacional de las ideas que legitiman su política exterior. OHRE ha contacto con distintas fuentes de inteligencia que corroboran que la Fulbright Foundation pertenece al conjunto de organizaciones que colaboran de una u otra forma con la CIA. Por señalar otro ejemplo conocido, podemos recordar el caso de Stratfor, una empresa privada de análisis de inteligencia y seguridad internacional al servicio de varias agencias del gobierno de Estados Unidos a la cual se le conoce popularmente como la “CIA privada”. En este sentido, el Programa Fulbright está financiado en su mayoría por la Oficina de Asuntos Educativos y Culturales del Departamento de Estado de los Estados Unidos, los gobiernos de otros países y el sector privado, además de percibir casi el resto de su financiación por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid por sus siglas en inglés.

  2

Financiación de la Fundación Fulbright / https://eca.state.gov/fulbright/about-fulbright/j-william-fulbright-foreign-scholarship-board-ffsb/ffsb-reports

 

“Quizá sea malpensado por mi parte, pero no creo que el Departamento de Estado -a través de las becas Fulbright u otro tipo de organización- se haya dedicado a instruir a sus alumnos en las bondades, primero, de la Unión Soviética y, ahora, de Rusia. Quizá esto podría explicar la insistente obsesión de Alandete en desprestigiar a Rusia”.
Fernando Moragón
         En cuanto a la pregunta que el señor Alandete nos dirige sobre si sus estudios en la Universidad de George Whashington y la beca Fulbright le conectan con Soros, tenemos que responder claramente que sí. Y aquí están las pruebas. Como puede verse en los links que aportamos, la Fundación Fulbright y, en su caso, la Open Society hicieron unas becas conjuntas para que estudiantes húngaros estudiaran en Estados Unidos. La página actualmente ya no está operativa -aunque se puede encontrar aún en internet– ya que a partir de 2017 vuelca toda su información en  la web de Open Society para Hungría*.  La página en húngaro se llama Soros Foundation y presenta un link permanente a la Open Society, además de ofrecer la biografía de George Soros y dedica una pestaña a las “Redes de Soros”.
  *OHRE ha comprobado que no es una página fantasma.
httpsoros.c3.huenglishprogframe.htm

Versión en inglés y en húngaro de la Soros Fundation que ahora aparece como Open Society Foundatios para Hungría / http://soros.c3.hu/english/progframe.htm

 

3
Versión en inglés y en húngaro de la Soros Fundation que ahora aparece como Open Society Foundatios para Hungría / http://soros.c3.hu/english/progframe.htm

La Fundación Fulbright y la Open Society han venido colaborando en distintos eventos como la Conmemoración de la Revolución húngara de 1956, celebrado en Chicago el 21 de octubre de 2016.

ilustracic3b3n-3.png

http://www.fulbright.hu/?s=open+society

Queda claro que, incluso cuando hayan tratado de ocultarlo, OHRE ha podido encontrar una cooperación incontestable entre ambas organizaciones. Algo muy común, por otra parte, entre la mayoría de las organizaciones norteamericanas privadas de carácter “filantrópico”.

Por lo tanto, a las preguntas del señor Alandete, no nos atreveríamos a decir que trabaja para la CIA, pero haber sido un alumno de una universidad norteamericana con una beca Fulbright significa que participa de una organización que sí tiene relaciones con la Agencia Central de Inteligencia. Además de la conexión con el Departamento de Estado americano cuyas tesis abandera Alandete en sus artículos. De alguna manera se corrobora indirectamente la relación de la Fundación Fulbright, y sus becas, con el Departamento de Estado -ante el cual Alandete fue acreditado como corresponsal del diario El País-, unas becas que se conceden a personas que van a defender la postura de la política exterior norteamericana.

“¿Se imagina alguien una fundación rusa que concediera becas para estudiar en universidades de Rusia, financiada por el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, y cuyos alumnos se dedicaran luego a criticar a Rusia? Obviamente, no”.
Fernando Moragón

En cuanto a la alargada sombra de Soros, las pruebas son tan numerosas que no hace falta volver a mencionarlas. Es tan alargada que incluso llega al diario El País, como afirma su colaborador habitual -investigador del independentista Cidob y exconsultor para la Open Society Initiative for Europe, OsifeNicolás de Pedro, quien asevera que El País es un medio potencialmente afín a los intereses de George Soros.

 

Fernando Moragón

Presidente de OHRE



Categorías:Noticias OHRE

Etiquetas:, , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: